El blog de Carlos Biurrun

11/12/2010

Tuit resumen del libro “Ubuntu” de Stephen Lundin y Bob Nelson

Filed under: Empresa y gestión,management,Sin categoria — oskarpaz @ 18:31
Tags: , ,

Hace ya unas semanas que he terminado de leer esta fábula sobre la filosofía Ubuntu, una filosofía africana que predica el trabajo en equipo, el respeto y la honradez.

Ubuntu, es una antigua palabra africana que siginifica “humanidad hacia otros”, lo que es lo mismo “soy lo que soy debido a los que todos somos”.

Sin duda, la mejor definición de “comunidad” que he oido hace tiempo.

Afortunadamente el algunos de los proyectos en los que estoy inmerso empiezo a sentir que Ubuntu existe de verdad.

Os animo a leer este libro, ya veréis cómo despues de leerlo, muchos os replanteáis eso de “la comunidad de vecinos” ;))

Ahí va el tuit resumen (en rojo los tuits más destacados, para lectores express)

  • Las compañías cuyos empleados están altamente satisfechas tienen un rendimiento de un 700% mas alto
  • Ubuntu quiere decir que todos estamos juntos en esto
  • Estar ocupado no es disculpa para no hacer lo que realmente importa
  • Se utiliza “nosotros” en lugar de “yo”, porque en el trabajo se funciona como una “familia” y cada uno es importante
  • Entrar en contacto con otra persona, de manera autentica, libera la energía mas poderosa del planeta
  • Se considera el éxito colectivo por encima del progreso
  • Con confianza y respeto los demás t concederán beneficio d la duda,sin ellos,técnicas d motivación parecerán manipuladoras
  • empieza por reconocer y aceptar la humanidad, la igualdad y el valor de cada persona
  • no se trata de hacer sino de SER
  • no significa respetar el trabajo mal hecho, significa respetar a quien lo hizo
  • #filosofia_ubuntu es compasiva pero no blanda, cuando un grupo se ve amenazado x comportamiento d 1 individuo, hay q llamarle la atención
  • mejores jefes son los q t tratan con respeto,t estimulan xa q progreses y no actúan como si fueran mejores aunq sepan mas
  • Se trabaja mejor cuando sabes q le importas a tu jefe y solo se consigue stableciendo relac humanas d conocimiento mutuo
  • Si permites q las diferencias definan 1 relaccion siempre starás n contradicción con los demás,pregúntate q tienes n común
  • Si eres jefe piensa en cada miembro del equipo como alguien que esperas que triunfe
  • Es duro sentirse feliz en un mundo en el cual solo ves lo que te hace falta
  • En la naturaleza no hay premios ni castigos, solo consecuencias
  • El espíritu ubuntu esta contenido en el termino “comunidad”
  • La formación, las evaluaciones de desempeño son importantes pero secundarias, primero debe ser el reconocimiento
  • Una época de transición puede ser de gran creatividad
  • Hay que ser capaz de relajarse y reírse de los desaciertos y debilidades propias
  • Cuando atiendo a 1 clte,me olvido del típico lenguaje d Servicio al Cliente y converso como un humano normal
  • Gira en torno a encontrar terreno común que conecta un ser humano con otro
  • Mientras haya empleados que se consideren “de abajo”, la tarea de Ubuntu no ha terminado
  • La puerta para entrar en Ubuntu se llama gratitud y esta siempre abierta
  • El camino de Ubuntu esta marcado por nuestra humanidad, seguimos esa senda de persona a persona
  • El espíritu d Ubuntu se encuentra a través d la comunidad, q se descubre cuando se descubre 1 unidad d propósito con otros

5 comentarios »

  1. Quizás no lo hizo con intención, pero al etiquetar esta entrada bajo “Ubuntu” entró en la categoría “Ubuntu” de WordPress que acumula los post sobre “Ubuntu” Sistema Operativo Informático..que actualmente usan más de diez millones de personas entre los que me incluyo.

    Se trata de una plataforma basada en GNU-Linux, fundada por un sudafricando llamado Mark Shuttleworth.. es un gran sistema y ha producido una revolución en el ambiente Linux por ser amigable, fácil de usar..actualmente es considerado que existen mucho más de diez millones que lo usan, su página de descargas ha reportado más de cien millones de descargas.

    Yo me siento muy bien en este sistema y a través del mismo fue que tuve mi primer contacto con la filosofía Ubuntu, la humanidad hacia otros…Ubuntu es gratuito.

    Comentario por vpabogados — 12/12/2010 @ 14:35 | Responder

  2. Estimado Óscar,

    Me ha hecho mucha gracia tu artículo, porque me ha permitido revivir una situación real en la que sin saber que estábamos inmersos en espíritu Ubuntu, lo cierto es que viene como anillo al dedo.

    Hace algo más de una década compramos mi esposa y yo nuestro primer piso, en el que vivimos. Es un piso ubicado en una finca de unos treinta y cinco años, bien construida y poblada, en su mayoría por gente que fue joven hace treinta y cinco años. Casi al mismo tiempo que nosotros llegaron dos parejas más jóvenes al edificio.

    Nos encontramos con dos bandos vecinales que se odiaban a muerte; un portero que era el motivo de conflicto desde hacía un quinquenio, ascensores envejecidos, una fachada mal cuidada, un vecino que “atentaba” contra los elementos comunes y algunos privativos con huevos, harina, excrementos,… ¡Un poema! Los dos bandos andaban a la greña y no hacían nada, absolutamente nada por la comunidad simplemente porque gastaban todas sus energías discutiendo y bloqueando iniciativas. El Administrador no solo no ayudaba sino que la confusión le iba de perlas para timar, saquear y escurrir el bulto a la mínima ocasión. Insisto: ¡Un poema!

    Cristina (mi esposa), los nuevos vecinos recién llegados y yo vimos en ello no un motivo para desprendernos de nuestras respectivas viviendas (arrancaba la burbuja y a los pocos meses una venta ya habría significado grandes beneficios) sino un reto y una oportunidad.

    Propusimos a las dos facciones hacernos cargo de la comunidad con todas las consecuencias. Nos cedieron la batuta:
    -montamos una comisión con vecinos voluntarios para estudiar las necesidades en materia de obras (se acabaron las tonterías desatendidas y que generaban mal ambiente).
    -cambiamos al administrador (se acabó el mangoneo y las reparaciones eternas)
    -echamos al portero (se acabaron las broncas por su mala asistencia a los vecinos)
    -cambiamos integralmente los ascensores (se acabaron las broncas por subir 13 pisos a pie…)
    -saneamos y pintamos las fachadas, las cubiertas (se acabaron los desprendimientos y las filtraciones que ponían a los áticos en pie de guerra)
    -cambiamos la instalación de TV (todos los vecinos veían todos los canales)
    -cambiamos las bombas de agua (se acabaron los cortes por avería)
    -cambiamos todas las bajantes en ámbito RERA (riesgo de amianto) destrozando los baños y cocinas de todos los vecinos pero se acabaron las fugas de fecales que se eternizaban disparando la adrenalina.
    -hemos superado un incendio en fachada (contenedores) sin un solo episodio de impaciencia.
    -hicimos una comida comunitaria para festejar el fin de las obras
    -hacemos una colecta voluntaria para decorar la escalera en navidad
    -informamos de todo por escrito, antes y después con los resultados.
    -cuando hay obras todos colaboran para que todo se haga lo más rápido posible y las moléstias para todos sean las menores posibles. Todos cumplen responsablemente su papel pues todos son responsables de todos.

    No quiero aburriros porque hay mucho más. Hoy nuestra finca está en perfecto estado, nuestras viviendas son mejores que antes (no entro en cuestiones de precio, sino de valor), todos nos saludamos y nos ayudamos si lo necesitamos y somos realmente una comunidad bien avenida y responsable. Para mí es un privilegio tener tan buenos vecinos y eso, probablemente, podría ser extrapolable a cualquier otra comunidad humana.

    En nuestro caso nos cedieron el liderazgo, lo asumimos y a partir de ese momento de un modo consciente fuimos tomando decisiones que eran necesarias, recabamos el consentimiento convencido de todos e incurrimos en un gasto enorme dada la acumulación de asuntos pendientes pero dicho sacrificio fue aceptado a cambio de unos beneficios que supimos garantizar. La confianza, el respeto y el esfuerzo dieron su fruto en el bien común.

    No es un cuento, es real.

    Un abrazo & sorry por el tostón.

    Comentario por Carlos Lluch — 13/12/2010 @ 01:37 | Responder

    • Una historia muy bonita y muy ilustrativa. Siempre nos empeñamos en descubrir experiencias donde aprender lejos de nuestro entorno cuando las tenemos al lado.
      Sin duda, por lo que dices, hubo muchas horas de trabajo, de planificación, de dos pasos hacia delante y uno hacia atrás, de hablar y convencer, de dialogar con paciencia.
      Se me ocurre una cosa: por qué no pones en valor tu experiencia centrada en la oficina del mediador, una modelización sencilla de dónde estamos (diagnóstico), dónde queremos llegar (pronostico-cambio de tendencia) y medios y acciones para aplicarlo. Todo ello en un contexto parecido a tu comunidad (con perdón) y un liderazgo disgregado.

      Comentario por Carlos Biurrun — 13/12/2010 @ 11:09 | Responder

      • Estimado Carlos,

        También mi actividad profesional ha vivido ese espíritu Ubuntu. Visto con perspectiva conecto los puntos y veo que donde estoy tiene su origen en pasos muy concretos iniciados hace mucho tiempo. Algunos de ellos de gran riesgo (según se mire).

        ¿Vamos por faena?
        – de entrada mi esposa y yo averiguamos lo que sacaríamos por nuestro piso, valoramos nuestros ahorros y nos preparamos para lo peor: sacrificar el trabajo de once años abandonando nuestra posición como agentes de seguros y pasar a representar al cliente donde entendíamos que estaba nuestro lugar como corredores. Afortunadamente el cambio fue simplemente natural y exento de conflicto por lo que todas las partes salimos ganando. Pero exponernos a perderlo todo por un ideal nos sirvió para reconocer y fortalecer nuestra VOCACIÓN. Desde entonces amamos lo que hacemos y, tal vez por ello, lo hacemos de la mejor manera que sabemos.
        – renunciamos al crecimiento a cualquier precio: debíamos ofrecer solo aquello que compraríamos si estuviéramos en el lugar del cliente (sí, cliente) sabiendo lo que sabemos como mediadores.
        – renunciamos a vender basando nuestro criterio en el corretaje sino en lo que realmente satisfacía necesidades. Ello nos ha permitido consolidar clientes fieles.
        – renunciamos a vender marcas y confiamos en entidades que sabían hacer bien algo concreto, con excelencia. No pedimos nunca a las entidades que hagan negocios que no saben o no quieren hacer.
        – no admitimos los pagos comerciales. No queremos clientes malcriados ni tampoco aseguradores que quieran cobrar deudas.
        – no gestionamos dinero.
        – apostamos fuertemente por la formación. Pero no por la formación estandarizada sino por aquella que aportara valor.
        – apostamos por un equipo que conozca nuestra visión de la mediación y que interactúe con el cliente y con el asegurador con autonomía de decisión. Eso libera a la dirección para cometidos especializados y, además, aporta calidad a la gestión de un empleado que se sabe valorado.
        – hace unos años vimos que había ramos que consumían más recursos que los que aportaban (si se hacía bien el trabajo). Había dos alternativas: pasar a desatender al cliente o desprenderse de “negocio”. Lo primero afectaría a nuestra reputación; lo segundo nos liberaría tiempo para acciones más rentables. Decidimos lo segundo.
        – hace unos años intentamos el acceso a internet pero solo obtuvimos fracasos. La incorporación de un experto con quien compartimos negocio supuso el despegue de la correduría en términos de posicionamiento y de conversiones. Hoy estamos capacitados para ser una opción real para el internauta.
        – hace dos años dejé de escribir en una libreta y pasé a comunicar en un blog. Mi entrada en Rankia supuso acceder a un colectivo que hoy ronda los 4,5 millones de páginas mensuales de las cuales varios miles pasan por mi blog. Eso me ha permitido dejar de ser invisible y acceder al contacto con expertos, foros de usuarios y comunidades que han enriquecido mi vida profesional de un modo extraordinario.
        – Ahora estoy preparando dos proyectos de soporte como mediadores de dos portales de fuerte posicionamiento en el seguro. Es nuestra entrada entre los grandes y esperamos que nos reporte resultados pero la idea sigue siendo la de toda la vida pero cambiando la técnica de contacto con el cliente final: el contacto inicial se produce en la red pero toda la asistencia posterior que se inicia con el asesoramiento pre-contractual, hasta la asistencia de siniestros es absolutamente tradicional y personal. Para ello nos enfocamos en especializaciones, productos gourmet, nichos e innovación mediante productos de autor.
        – Somos tres socios que decidimos todo de modo consensuado y tenemos dos auxiliares. Colaboramos con dos corredurías que nos facilitan productos específicos y colaboramos con seis corredurías a quienes aportamos soluciones como mayoristas. No pertenecemos a ninguna asociación de mediadores pero sí al Colegio (donde soy un vocal que no comulga con ruedas de molino) y a una asociación de empresas de servicios donde participo como miembro activo.
        – Además, a título personal, hago cuanto puedo por difundir las bondades del seguro y del buen mediador (agente o corredor) y participo activamente en o con entidades que tienen por objeto la protección del consumidor. En materia de lucha contra los abusos de cierta parte de la banca soy un activista.

        Hasta aquí un retrato robot de mi empresa.

        ¿Dónde estamos, en general, los despachos de mediación?
        – con un negocio orientado a la tradición: referencias, llamadas, clientes de paso en planta baja, anuncios y patrocinios en vallas del campo de fútbol local, etc.
        – personal pasivo
        – comerciales orientados a la venta, exclusivamente. El criterio técnico…¿molesta?
        – con una gran concentración en pocas entidades fruto de los acuerdos de distribución y con riesgos evidentes en caso de crisis con alguna de ellas.
        – con una fuerte concentración en ramos que se están comoditizando y sin formación adecuada para enfrentarse a cambios en la materia.
        – con un conocimiento nulo de la tecnología lo que les obliga a asumir costes enormes para cualquier desarrollo en esta línea además de incurrir en dependencia extrema del proveedor.
        – con una red de auxiliares que aportan producción y… problemas, sin formar e infieles.
        – con una gran tendencia a la desconfianza hacia sus iguales lo que impide la cooperación entre corredurías.
        – con una enorme tendencia a confundir asociación con central de compras
        – con una enorme tendencia a criticar los toros desde la barrera y un nulo compromiso a la hora de actuar en defensa de los intereses colectivos. “Es que yo tengo mucho trabajo” es su escusa favorita a la hora de contestar a las ofertas de arrimar el hombro.

        Comentario por Carlos Lluch — 14/12/2010 @ 21:33

      • ¿Dónde queremos llegar?
        Creo que la mediación en los próximos diez años sufrirá fuertes cambios.
        – desaparecerá probablemente una buena parte del parque agencial por insostenible.
        – se producirá un efecto de recolocación de agentes y pequeños corredores como auxiliares asesores de otros despachos más solventes y capaces.
        – se producirá una fuga masiva de clientes de ramos masa a soluciones low-cost
        – si no se remedia, dentro de diez años todo cliente con algún producto financiero de activo estará cautivo de la bancaseguros al tener sus costes financieros vinculados a la contratación de seguros. Eso influirá negativamente en la mediación al retirar del mercado millones de pólizas.
        – la entrada de los nativos digitales como nuevos clientes disparará la contratación on-line. Muchos mediadores se darán cuenta de ello demasiado tarde lo que beneficiará a otros.
        – si la apuesta por los productos masa crece también lo hará la necesidad de productos gourmet.

        En consecuencia, es probable que debamos llegar a ciertas conclusiones:
        – si la inteligencia aterriza en el planeta Mediación es de esperar que surjan experiencias colaborativas.
        – si se abandonan los personalismos surgirá un espíritu de lucha colectivo y organizado para evitar que el abuso y la coacción retiren del mercado esos millones de pólizas a las que aludía. Ello implica que Colegios y Asociaciones actúen manu militari en los Juzgados y sin fisuras ante la Administración.
        – Habrá que generar reputación y con ella atraer a nuevos clientes, a otros corredores deseosos de establecer convenios de colaboración “sanos” y a los auxiliares de mayor valor.
        – Habrá que invertir en conocimiento y también en tecnología.
        – Habrá que definir cual es el modelo de negocio y qué ramos operar en base a criterios de rentabilidad, especialización y capacidad.
        – Habrá que aprender a escuchar al mercado y a anticiparse.
        – El mediador deberá dejar de ser un actor pasivo para responsabilizarse de su papel motor en la distribución profesional del seguro y que así sea percibido por entidades y clientes.
        – Habrá que apostar por todo cuanto genere valor para todos sus stakeholders (clientes, proveedores, empleados, socios, etc).
        – Habrá que aprender a comunicar. A explicar por qué se hacen las cosas y porqué se han obtenido los resultados. Ello implica, asimismo, ser capaces de perdir perdón y de trabajar con sentido crítico en un ambiente de continua mejora. En esta línea el mediador deberá ser un mediador 2.0 (como mínimo).
        – Habrá que aceptar el cambio como algo intrínseco a toda actividad empresarial o profesional. Los cambios se producirán con mayor rapidez y el espíritu pionero e innovador no tendrá descanso.

        Saludos,

        Comentario por Carlos Lluch — 14/12/2010 @ 21:56


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: